jueves, 19 de mayo de 2011

a - t o p o s

nueva creacion a estrenarse el proximo 1 de junio, los invito a acompañarnos!

sábado, 3 de julio de 2010

BABY de Juan Navarro

durante dos semanas estuvimos sumergidas en paisajes violentos y a la vez hermosos..seis mujeres rompiendolo todo y a la vez construyendo en la brevedad de la palabra o del gesto un sitio, un espacio íntimo y valioso, la belleza implacable de lo femenino...
fascinante experiencia....
"Vivo en una ciudad nueva, siempre nueva, siempre reciente, pero que sólo puede conocerse a través de una nueva arqueología. José Ignacio Cabrujas.

Propongo para esta ocasión, una idea muy sencilla, vamos a pensar en destruirlo todo, demolerlo, mujeres destruyendo, incapaces de construir nada, ni producir nada, ni tan siquiera leche para amamantar a sus hijos.
Vamos a indagar en la posibilidad de crear belleza a partir de los residuos, de las ruinas de todo lo que destruyamos, generando pequeños paraísos artificiales que sirvan de escenario para redescubrir el cuerpo de la mujer, sus lugares, sus vicios, sus zonas, sus sometimientos, sus gramáticas, una fantasía que dejaremos que fluya como si de una conspiración se tratara. Mujeres conspirando en cada gesto, en cada conversación, no se sabe muy bien para qué, ni contra quien, pero para poder hacer el mal y que este perdure, hay que aprender a conspirar. Si, intentaremos descubrir que pasa con un grupo de mujeres que se dedican a hacer el mal, y así pensar en la violencia y en la belleza también, porque ambas conviven de forma natural en las calles de Caracas, o eso es lo que se dice por ahí, sin olvidar la necesidad de celebrar que en algunos momentos parece acercar a los vivos y los muertos, y quizás así aliviar el peso de la memoria.
Y aunque todo esto suene un poco abstracto, tengo la sensación que para sorprendernos a nosotros mismos en cada creación, hay que tratar sobre imposibles, como pensar en un grupo de mujeres que se dedican a destruir todo lo que piensan, todo lo que les rodea, sus dudas…para crear imprevistos y celebrar una vez más sus alegrías y decrepitudes cotidianas. http://www.juan-navarro.es/index.htm"

nota de J.Navarro“Baby”

Taller de creación escénica.

jueves, 29 de abril de 2010

próximas funciones en Caracas


LA DANZA INVOLUNTARIA DE MI VOZ...obra unipersonal de Claudia Capriles será presentada desde el 21 hasta el 30 de mayo en la Sala Jose Ignacio Cabrujas de La Fundación Cultural Chacao. Funciones viernes, sabados y domingos.

domingo, 18 de abril de 2010

ave-eva


De un simple gesto devela su fruto detectable,
sus contornos
trazados a mano alzada como un paisaje
se modifican constantemente ante el reflejo de la luz...
con el pulgar corrige el encanto de sus formas,
su mirada perdida en la contemplación de la espera.

Siempre penetrable

Cada vez menos pura,
de textura suave y a la vez brillante es una mujer.
Hombros y pelvis del mismo ancho,
estuche perfecto con el pecho que sonríe hacia adelante y se yergue llamándote...

Llamándote

Arqueada hacia atrás parece un resorte,
su vientre contraído recuerda una vasija llena de fluidos,
de espaldas aparece la silueta que se ciñe en la cintura;
hembra anclada en la profundidad del océano,
materia que revela todo pensamiento inmóvil.

Fruto expectante

Ave

Eva

viernes, 2 de abril de 2010

entre tus parpados


LOS PARPADOS SE ABREN LENTAMENTE, LA LUZ DEFINE EL TAMAÑO DE LAS PUPILAS, ESFERAS QUE SE MUEVEN INVOLUNTARIAMENTE y ATRAPAN ALGUNA IMAGEN COMPUESTA AL AZAR...




APARECE LA MIRADA, UN OJO ABIERTO OTRO CERRADO, PUPILAS TENSAS, FIJAS Y OSCURAS, AHORA EL OJO EN BLANCO BORRA TODO RASTRO, HONDA VISIÓN DE VACIO.

LA MIRADA AMBIGUA QUE CONTIENE CIERTA SUSTANCIA EN EL CUERPO, ALGO COMO UNA CERTEZA QUE SE OPONE A LA PRESENCIA DE LA BRISA, DE LAS MONTAÑAS, DEL MAR PRESENTE ALLÁ AFUERA.

OJOS INDOMABLES QUE VIBRAN, TIEMBLAN AL PESTAÑAR, GUIÑO RASGADO QUE RECUERDA UNA SONRISA, CINESTESIA ARBITRARIA, IMÁGENES QUE SE ACUMULAN BAJO LA MISTERIOSA INERCIA DEL INCONSCIENTE.

LA MEMORIA, PROFUNDA, UTIL Y TEMIBLE




LA MIRADA, SIEMPRE LA MIRADA, OJOS TORCIDOS, DULCE MIRAR, ALGUNAS QUE MATAN, OTRAS PERDIDAS, KALEIDOSCOPIO, CIEGA, MALDITA, OJOS EN BLANCO, EXTRAVIADOS, DELIRANTES, BLANDOS, AMABLES, AMOR CIEGO, PALPITANTE, MIRADA PURA, SIN EDAD, UN OJO QUE GUIÑA, SIN MIRAR OBSERVA, SIN QUERER CONTEMPLA, PUNZANTES SE CLAVAN EN LO MAS HONDO.




SE VE ALGO? NO….NO SE VE NADA. LÁGRIMAS

MIRAR EL PROPIO CUERPO, OJO, REFLEJO, EFECTO, INCANDESCENCIA, RENDIJA DE LUZ, ALUMBRAMIENTO, IMAGEN DIFUSA, BORDE QUE SE CIERRA SOLO ANTE LA MIRADA DEL OTRO, TERCER OJO. ECLIPSE, PERDIDOS DE VISTA, PARPADEO INCESANTE, DESDE EL RABILLO DEL OJO, SIN ALCANZAR LO INVISIBLE, ACASO LO OTRO NO EXISTE?...




YA NO HAY COLOR, APARECE EL SUEÑO Y LOS PARPADOS PESADOS EMPUJAN LAS PUPILAS HACIA DENTRO. LA MIRADA PALIDECE, SE EXTINGUE DESAPARECE…SE APAGA GIRANDO HACIA EL ESPACIO IMPROBABLE DE LA PROPIA EXISTENCIA

lunes, 29 de marzo de 2010

Sopla el tiempo...

uno
en medio de la brisa que dispersa el polvo, en ese paisaje no reconocible siento mi invisible espalda. Silueteado delicadamente e inmóvil está mi cuerpo que se defiende de la extraña brisa que sopla sin hacer ruido, a través de mis huesospresiento el sinuoso movimiento de mis vísceras- mientras - como si fuera una caja desarmo la robusta estructura de mi cuerpo y en ese momento la brisa se detiene, los detalles huecos de mis huesos alargados y perdidos en la gravedad comienzan a hablar un lenguaje imposible que si permite el intercambio libre de una energía incolora; tras una mirada sobre la piel infinita, detengo mis pupilas en algunos recovecos que anidan episodios de mi infancia, historias allí escondidas. Como un enorme lienzo absurdamente ordenados y perfectos ciertos gestos cotidianos dibujan con exactitud el mapa de mis hábitos mil veces repetidos, sin duda la escápula se eleva, el brazo se extiende y entran cada uno de los dedos, luego, desciende el abdomen que se esculpe ahogando toda olvidada emoción; pero un instante despues los tobillos giran y con el cuello muy cerca de la mandíbula queda el detalle de los labios como una interrogación, y entonces me percato con toda lúcida emoción que estoy soplando.

dos
atravieso el espacio con el traje adherido como una segunda piel, ante mi desfilan lúdicamente otros cuerpos - imagino- al parecer se cruzan entre sí siempre indiferentes. Soy invisible. estiro los brazos, primero uno y luego el siguiente, me siento atrapada en la adherencia implacable del vestido, cambio de peso cabeza abajo separo las piernas, el material elástico cede y me olvido de mi humana anatomía; soy un volumen en plena metamorfosis , veloz - no soy yo - el tiempo me atraviesa escapo y me detengo en el borde del espacio.

tres
Miro a lo lejos, observo fuera de los límites de este espacio-tiempo, atrás-adelante, antes-después y regreso al presente con el sonido de mis pasos que transportan junto a mi peso las ideas olvidadas, una fuerza ajena hala el centro de mi ser arrastrándolo hacia el otro extremo del espacio presente, camino hacia atrás recobro una a una mis ideas como flores cosechadas en el seno, cerca del esternón, espacio interno vacuo, transparente; donde en este instante algunos tímidos capullos de espinoso amor amenazan con florecer. Lo siento.

cuatro
Dos volúmenes se debaten ante el dominio y la sumisión, tal vez es uno solo y es mío, al ras del piso la gravedad me oprime el miedo dando paso a la mas primitiva forma de movimiento; los músculos suaves permiten que todo lo que afuera acontece penetre mi cuerpo, me rebelo contra mí misma, juego a dejarme acariciar por el aire y creo que su densidad es la de otro cuerpo en la inocencia de un mal sueño, quiebro en pequeños trozos mi volumen, convertida en segmentos dejo de ser una totalidad, no puedo volver sobre mis pies, el imaginario abrazo del otro me aplasta y me abriga, de pronto esa fuerza se diluye y libre reencuentro mi centro, vuelve la imagen completa, mis sentidos me avisan que estoy íntegra; decido despojarme de la raída piel del vestido, de la obtusa feminidad, al estirarme alcanzo un tamaño inesperado, toco el cielo, el sol está en el centro y me alegro, constato mi respiración y percibo la unidad indiscutible de mi ser.